Make a Donation
Support our programs & help people with CF globally.
Donation

November 12, 2008

La Acupuntura para el Alivio del Dolor en la Fibrosis Quística



La acupuntura es un tratamiento que involucra la introducción de delgadas agujas en puntos específicos del cuerpo. Estos puntos se denominan de diversas formas: puntos desencadenantes, puntos de acupuntura, puntos “ah shi” o zonas de dolor, dependiendo del entrenamiento de la persona que proporciona el tratamiento. La acupuntura es relativamente nueva en la Medicina Occidental donde está clasificada como una terapia complementaria aunque ha sido utilizada por la Medicina Tradicional China (MTC) durante muchos siglos.

Existen dos “escuelas” de pensamiento relacionadas con el funcionamiento del tratamiento. Desde el punto de vista occidental, se piensa que las agujas envían mensajes al cerebro a través del sistema nervioso: el cerebro libera químicos (endorfinas) en el corriente sanguíneo que bloquean la sensación de dolor, proporcionando un alivio prolongado. En la acupuntura occidental, muchos puntos desencadenantes parecen coincidir con los canales de energía conocidos como meridianos en la MTC. Los nombres de dichos meridianos se determinan a partir del nombre de los órganos del cuerpo (corazón, pulmones, hígado, vesícula, etc.). Los meridianos están distribuidos a lo largo de todo el cuerpo y no tienen relación con el área del órgano; por ejemplo, el acupunturista puede utilizar el meridiano de la vesícula al introducir las agujas para el dolor de espalda.

Como el acercamiento occidental hacia la medicina es la evaluación y el tratamiento de síntomas específicos más que el mantenimiento y equilibrio de la salud, la explicación occidental del funcionamiento de la acupuntura es generalmente aceptada y se está utilizando cada vez más dentro del ámbito de la asistencia médica en el Reino Unido. Los fisioterapeutas son el grupo de los profesionales de la salud que ha tomado mayormente este rol y que utiliza la acupuntura para tratar una variedad de síntomas y condiciones diferentes.

En la Medicina Tradicional China la acupuntura ayuda a equilibrar la energía dentro del cuerpo liberando o estimulando la energía a través de las agujas. Toda la filosofía de la MTC reside en crear y mantener el equilibrio del cuerpo para evitar la enfermedad y el daño provocado por un desequilibrio de la energía.

La investigación (ver la lista de referencia) ha demostrado que la acupuntura puede ser beneficiosa para el tratamiento de síntomas relacionados con la respiración tales como dolor, falta de aire, náuseas y ansiedad, los que pueden ser experimentados en forma aguda por pacientes con fibrosis quística (FQ) como parte de una exacerbación o más permanentemente como parte de su condición crónica. Tales síntomas pueden impactar directamente sobre la capacidad de una persona para participar en forma activa y beneficiarse con un tratamiento de nebulizaciones, fisioterapia y ejercicio, contribuyendo así a un agravamiento de los síntomas específicos de su condición general.

Advertimos en nuestra unidad de FQ que una cantidad de pacientes se quejaba de dolor de espalda, el que se determinó ser de naturaleza muscular durante la evaluación fisioterapéutica. Esto estaba afectando su participación en las sesiones de tratamiento al limitar su voluntad y capacidad para toser. La adaptación a las técnicas para garantizar ataques de tos menos frecuentes ayudaba pero los pacientes aún se quejaban de dolor y eran reacios a participar del tratamiento. Como resultado, estaban perdiendo la intervención fisioterapéutica para la eliminación de secreciones torácicas, una parte vital del régimen de tratamiento, al ser admitidos por una infección en el pecho.

Era evidente que estábamos necesitando un régimen efectivo para el alivio del dolor y la acupuntura fue el tratamiento elegido para ello.

Desde Septiembre 2006 hasta Enero 2007, a todo paciente con FQ admitido con infección y dolor en el pecho se le practicó acupuntura como parte de su régimen de tratamiento. El tratamiento fue administrado por una Fisioterapista Senior (Emily Scott), entrenada en acupuntura con nivel de posgraduado y miembro de la Acupuncture Association of Chartered Physiotherapists (AACP). Después de explicar y discutir la técnica de la acupuntura con el paciente, se obtenía su consentimiento formal para el mismo. Esta explicación incluyó:

1.) La técnica utilizada
2.) Su funcionamiento
3.) Posibles sensaciones
4.) Duración del tratamiento
5.) Efectos colaterales y riesgos

A partir del consentimiento del paciente, se identificaron los puntos de acupuntura individuales para cada paciente dependiendo de sus síntomas.

Los niveles de dolor se midieron antes y después del tratamiento utilizando una escala visual analógica (EVA) de 10 cm., con un indicador de “sin dolor” en uno de los extremos y “peor dolor imaginable” en el otro. Se solicitó a los pacientes que colocaran una marca en esta línea que se correspondiera con la intensidad del dolor tanto antes como después del tratamiento.

Los detalles de los pacientes, fecha y tiempo del tratamiento, los puntos utilizados para el tratamiento, la duración, los efectos adversos y la calificación sobre el nivel de dolor antes y después del tratamiento se guardaron en una base de datos.

A doce pacientes se les ofreció acupuntura durante su admisión para el tratamiento del dolor de espalda o cuello. Tres (25%) se rehusaron, alegando tener miedo de las agujas.

Figura 1 – Calificaciones del estudio EVA Antes y Después del Tratamiento

Patient
1
2
3
4
5
6
7
8
9
Pre Rx
7,5
3,9
8,2
4,7
3,6
2,1
2
5
2,7
Post Rx
5,2
3,4
6
3,1
2,7
1
2
2,9
0,3

Ocho pacientes recibieron una sesión de tratamiento durante su permanencia: todos informaron una gran mejora en los síntomas. Un paciente, que fue admitido durante un período prolongado, recibió tres sesiones.  

Se registraron avances significativos en el mejoramiento del dolor después del tratamiento (promedio del rango de dolor antes del tratamiento de 4.41 [rango 2.0 – 8.2], promedio del rango de dolor después del tratamiento de 2.95 [0.3 – 6.0]; p<0.001). Si bien un solo paciente no informó cambios en su nivel de dolor, todos ellos informaron una sensación de bienestar después del tratamiento. No se experimentaron reacciones adversas a la acupuntura, demostrando que es un método efectivo, seguro, práctico y económico para el alivio del dolor en exacerbaciones respiratorias agudas.

Figura 2 – Gráfico de barras que representa el efecto de una cantidad de tratamientos en una calificación EVA
1st Rx
2nd Rx
3rd Rx
Pre Rx
8,2
5,8
7,5
Post Rx
6
5,8
5,5

En este estudio, un hallazgo inesperado fue que los pacientes también informaron una sensación de bienestar y mayor relajación después del tratamiento. Hay que remarcar que la acupuntura ya es ampliamente utilizada en el ámbito de los cuidados paliativos para pacientes oncológicos y se piensa que tiene un gran impacto sobre los niveles de dolor, ansiedad y relajación. Como la etapa terminal de la FQ es menos clara, el cuidado paliativo es frecuentemente administrado por el equipo de FQ y se lo puede combinar con el tratamiento activo. La decisión de utilizar la acupuntura en los pacientes con FQ como un paliativo solamente es a menudo tomada en los últimos días. Como resultado, estos pacientes bien pueden estar privándose del beneficio de las técnicas que son ampliamente utilizadas en un estadio más temprano en los establecimientos de cuidados paliativos. Como los pacientes de FQ no tienen acceso al enfoque holístico de los centros de cuidados paliativos, es necesario que el equipo de FQ ofrezca intervenciones similares en el lugar de atención habitual y que se utiliza como parte de la práctica normal para los pacientes de FQ en una etapa terminal.

Mientras los pacientes con FQ continúen viviendo durante más tiempo, pueden desarrollarse problemas asociados con cambios posturales, alteraciones biomecánicas y envejecimiento en general, provocando dolor. La acupuntura se puede convertir en una técnica más útil para el seguimiento de las sesiones de los pacientes no hospitalizados para abordar dolorosas condiciones posturales y músculo-esqueletales de larga data así como también en las admisiones por problemas agudos.

Otros usos comunes de la acupuntura incluyen el tratamiento de la ansiedad, las náuseas y la sinusitis, síntomas que los pacientes con FQ pueden experimentar y que requieren un adecuado manejo para garantizar la posibilidad de administrar una atención efectiva.

En resumen, la acupuntura es útil en la reducción del dolor agudo en pacientes con FQ que se encuentran bajo tratamiento por exacerbaciones torácicas. La acupuntura puede tener un rango de usos más amplio dentro de la atención médica para abordar problemas como sinusitis, ansiedad y náuseas así como también aumentar la sensación de bienestar y relajación; sin embargo es necesario que sea administrada por un equipo adecuadamente entrenado y llevar a cabo otros estudios.

 


1. Berman BM, Lao L, Langenberg P, Lee WL, Gilpin AMK, Hochberg MC (2004), Effectiveness of Acupuncture as Adjunctive Therapy in Osteoarthritis of the Knee: A Randomised Controlled Trial. Annals of Internal Medicine, Vol 141, No 12, pgs 901-10.

2. Carlsson Christer PO, Sjolund Bengt H (2001), Acupuncture for Chronic Low Back Pain: A Randomised Placebo-Controlled Study with Long Term Follow Up. Clinical Journal of Pain, Vol 17, No 4, pgs 296-305.

3. Haslam R (2001), A Comparison of Acupuncture with Advice and Exercises on the Symptomatic Treatment of Osteoarthrits of the Hip: A Randomised Controlled Trial. Acupuncture in Medicine, vol 19, No 1, pgs 19-26.

4. Kam E, Eslick G, Campbell I (2002), An Audit of the Effectiveness of Acupuncture on Musculoskeletal Pain in Primary Health Care. Acupuncture in Medicine, Vol 20, No 1 pgs 35-8.

5. Kemper KJ, McLellan MC, Highfield ES (2004), Massage Therapy and Acupuncture for Children with Chronic Pulmonary Disease. Clinical Pulmonary Medicine, Vol 11, Issue 4, pgs 242-250.

6. Leake R, Broderick JE (1998), Treatment Efficacy of Acupuncture: A Review of the research Literature. Integrative Medicine, Vol 1, No 3, pgs 107-15.

7. Lin Y, Ly H, Golianu B (2005), Acupuncture Pain Management for Patients with Cystic Fibrosis: a pilot study. American Journal of Chinese Medicine, Vol 33, No 1, pgs 151-6.

8. Martin DP, Sletten CD, Williams BA, Berger IH (2006), Improvement in Fibromyalgia symptoms with Acupuncture: Results of a Radomised Controlled Trial. Mayo Clinic Proceedings, Vol 81, Issue 6, pgs 749-757.

9. Pan CX, Morrison RS, Ness J, Fugh Berman A, Leipzig RM (2000), Complementary and Alternative Medicine in the Management of Pain, Dyspnea and Nausea and Vomiting near the End of Life: A Systematic Review. Journal of Pain and Symptom Management, Vol 20, No 5, pgs 374-87.

10. Trinh KV, Graham N, Gross AR, Goldsmith CH, Wang E, Cameron ID, Kay T (2006), Acupuncture for Neck Disorders. The Cochrane Library, No: 4.

Donate Now